Manual de Periodismo de Datos 1.0
Cargando

Su Derecho a la Información

Antes de hacer un pedido de acceso a información, debiera verificar si los datos que está buscando ya están disponibles o si otros ya los han pedido. El capítulo anterior tiene algunas sugerencias respecto de dónde puede averiguar. Si ha estado mirando y aún no pudo conseguir los datos que necesita, entonces puede querer presentar un pedido formal. Algunos consejos que pueden ayudar a hacer más efectivo su pedido.

Planifique anticipadamente para ahorrar tiempo

Piense en presentar un pedido formal de acceso cuando se proponga buscar información. Es mejor no esperar hasta haber agotado todas las demás posibilidades. Ahorrará tiempo presentado un pedido al comienzo de su investigación y desarrollando otras investigaciones paralelamente. Esté preparado para las demoras: a veces los entes públicos tardan en procesar pedidos, por lo que es mejor prever esto.

Verifique las normas respecto de aranceles

Antes de comenzar a presentar un pedido, verifique las normas respecto de aranceles para presentar pedidos o recibir información. De ese modo, si un funcionario público de pronto le pide dinero, sabrá cuáles son sus derechos. Puede pedir documentos electrónicos para evitar costos de copiado y correo, mencione en su pedido que prefiere tener la información en formato electrónico. De ese modo evitará pagar un arancel, a menos por supuesto que la información no esté disponible electrónicamente, aunque en estos tiempos por lo general es posible escanear documentos que no están digitalizados aún y luego enviarlos como agregado por correo electrónico.

Conozca sus derechos

Sepa cuáles son sus derechos antes de comenzar, de modo de saber donde está parado y qué cosas están obligadas a hacer las autoridades y qué cosas no. Por ejemplo, la mayoría de las leyes de libre acceso a información establecen un plazo para que las autoridades respondan. Globalmente, en la mayoría de las leyes los plazos varían de unos pocos días a un mes. Asegúrese de conocer el plazo antes de comenzar y anote la fecha en la que presenta su pedido.

Los entes oficiales no están obligados a procesar los datos para usted, pero debieran darle todos los datos que tienen, y si son datos que debieran tener para cumplir con sus obligaciones legales, por cierto que debieran entregárselos.

Diga que conoce sus derechos

Habitualmente no se requiere que usted mencione las leyes de acceso a información o de libertad de información, pero esto se recomienda porque muestra que conoce sus derechos y esto probablemente promueva una respuesta acorde con el derecho vigente. Señalamos que en el caso de pedidos a la UE, es importante mencionar que es un pedido de acceso a documentos y es mejor mencionar específicamente la Norma 1049/2001.

Hágalo simple

En todos los países es mejor comenzar con un simple pedido de información y luego agregar más preguntas cuando obtiene la información inicial. De ese modo no corre el riesgo de que el ente público pida extensión del plazo por tratarse de un “pedido complejo”.

Concentre su pedido

Un pedido de información que solo está en manos de una parte de un ente público probablemente tenga respuesta más rápida que un pedido que requiere una búsqueda en todo un ente. Un pedido que involucra que el ente consulte a terceros (p.ej., una empresa privada que aportó la información, otro gobierno que se ve afectado por la misma) puede llevar un tiempo particularmente prolongado. Sea persistente.

Piense que hay dentro del archivo

Intente averiguar qué datos se recogen. Por ejemplo, si recibe una copia en blanco del formulario que llena la policía después de accidentes de tráfico, puede ver qué información toman en cuenta y cual no respecto de choques de autos.

Sea específico

Antes de presentar su pedido piense: ¿es ambiguo en algún sentido? Esto es especialmente importante si piensa comparar datos de distintos entes públicos. Por ejemplo, si pide cifras de los últimos 3 años, algunos entes le enviarán información de los últimos 3 años calendario y otros de los 3 últimos años financieros, los que no podrá comparar directamente. Si decide ocultar su verdadero pedido en otro más general, entonces debe hacer su pedido lo suficientemente amplio como para que abarque la información que quiere pero no tanto como para resultar poco claro o como para desalentar a las autoridades a responder. Los pedidos específicos y claros tienden a tener respuestas más celeras y mejores.

Presente múltiples pedidos

Si no está seguro donde presentar su pedido, nada le impide presentar su pedido a 2, 3 o más entes al mismo tiempo. En algunos casos, los varios entes le darán distintas respuestas, pero esto en realidad le puede ser de ayuda en cuanto a darle un cuadro más completo de la información disponible en la materia que investiga.

Presente pedidos internacionales

Cada vez hay más posibilidades de presentar pedidos por vía electrónica, por lo que no importa donde vive. Alternativamente, si no vive en el país en el que quiere presentar su pedido, puede en algunos casos enviar el pedido a la embajada y desde allí deben transferir el pedido al ente público competente. Tendrá que verificar en la embajada correspondiente si están en condiciones de hacer esto: a veces el personal de la embajada no está capacitado en la cuestión del derecho a la información y si este parece ser el caso, es más seguro presentar le pedido directamente al ente público correspondiente.

Haga una prueba

Si piensa mandar el mismo pedido a muchos entes públicos, empiece por enviar un primer texto del pedido a unos pocos entes como ejercicio piloto. Esto le mostrará si está usando la terminología adecuada para obtener el material que quiere y si es factible que contesten sus preguntas, de modo de poder revisar el pedido si fuera necesario antes de enviarlo a todos los destinatarios.

Anticipe las excepciones

Si cree que pueden aplicarse excepciones a su pedido entonces, cuando prepare sus preguntas, separe las preguntas relativas a información potencialmente delicada del resto de la información que el sentido común diría que no tiene porque ser motivo de una excepción. Luego divida sus preguntas en 2 y presente los 2 pedidos por separado.

Pida acceso a los archivos

Si vive cerca del lugar donde se guarda la información (por ej., en la capital en la que se guardan los documentos), también puede pedir inspeccionar los documentos originales. Esto puede ser de ayuda en la investigación de información que puede estar contenida en una gran cantidad de documentos que le gustaría ver. Tal inspección debiera ser gratuita y debe poder realizarse en un momento que sea razonable y conveniente para usted.

¡Guarde registro!

Haga su pedido por escrito y guarde una copia o un archivo de modo que en el futuro pueda demostrar que envío su pedido, en caso de tener que apelar por falta de respuesta. Esto también le da evidencias de haber presentado el pedido si piensa hacer un artículo sobre el tema.

Hágalo público

Acelere las respuestas haciendo público que presentó un pedido: si escribe o transmite la información de que se ha presentado el pedido puede crear presión sobre la institución pública para que procese y responda al pedido. Puede actualizar la información cuando reciba respuesta a su pedido si pasa el plazo y no hay respuesta, puede transformar esto en una noticia también. Hacer esto tiene el beneficio adicional de educar al público respecto del derecho de acceso a la información y cómo funciona en la práctica.

Note

También hay varios servicios excelentes que puede usar para hacer público su pedido y toda respuesta subsecuente, poniéndolas a disposición del público en la red, tales como ¿Qué saben? para entes públicos en el RU, Frag den Staat para entes públicos alemanes, y Ask the EU) para instituciones de la UE. El proyecto Alaveteli está ayudando a crear servicios similares en docenas de países en todo el mundo.

Figure 2. ¿Qué saben? (My Society)
Involucre a colegas

Si sus colegas son escépticos respecto del valor de los pedidos de acceso a la información, una de las mejores maneras de convencerlos es escribir un artículo basado en información que obtuvo usando una ley de acceso a la información. También se recomienda mencionar en el artículo final o en su alocución por radio o televisión que usó la ley, como un modo de subrayar su valor y aumentando la conciencia del público de la existencia de ese derecho.

Pida datos en crudo

Si quiere analizar, explorar, o manejar datos usando una computadora, entonces debe pedir explícitamente datos en formato electrónico que la máquina pueda leer. Puede clarificar esto especificando, por ejemplo, que requiere una información presupuestaria en un formato “adecuado para su análisis con software contable”. También puede querer pedir explícitamente la información en forma desagregada o granular. Puede leer más acerca de esto en este informe (http://bit.ly/access-report)

Preguntar sobre organizaciones eximidas de las leyes de acceso a la información::

Usted puede querer investigar acerca de ONG, compañías privadas, organizaciones religiosas y/u otras organizaciones que no están obligadas a entregar documentación bajo las leyes de acceso a la información. Sin embargo es posible encontrar información acerca de ellas a través de entes públicos que sí están cubiertos por las leyes de acceso a la información. Por ejemplo, puede preguntar a un departamento o ministerio si han dado fondos o tratado con una compañía privada u ONG específica y pedir documentos que respalden la información. Si necesita más ayuda para hacer su pedido de acceso a la información puede consultar también el Legal Leaks

Helen Darbishire (Access Info Europe), Djordje Padejski (Knight Journalism Fellow, Stanford University), Martin Rosenbaum (BBC), y Fabrizio Scrollini (London School of Economics and Political Science)

Usar pedidos de acceso a la información para entender el gasto

He usado pedidos de acceso a información de un par de maneras diferentes para ayudar a cubrir COINS, la mayor base de datos de gasto, presupuesto e información financiera del estado británico. Al comienzo de 2010 George Osborne sostuvo que si era nombrado al frente del Tesoro, daría acceso a COINS para facilitar una mayor transparencia. En ese momento pareció una buena idea investigar los datos y la estructura de COINS por lo que envíe unos cuantos pedidos de acceso a la información, uno para el esquema de la base de datos, otro para la orientación que reciben los trabajadores del Tesoro cuando trabajan con COINS y un tercero para el contrato del Tesoro con el proveedor de la base de datos. Todo lo cual resultó en la publicación de datos útiles. También pedí todos los códigos de gasto en la base de datos, información que también fue publicada. Todo esto ayudó a entender COINS cuando George Osborne llegó al Tesoro en mayo de 2010 y publicó COINS en junio de 2010. Los datos de COINS fueron usados en una cantidad de sitios de la red alentando al público a investigar los mismos, incluyendo OpenSpending.org y el Coins Data Explorer de The Guardian.

Luego de investigar un poco más pareció que faltaba una gran parte de la base de datos: la Whole of Government Accounts (WGA) que son 1500 conjuntos de cuentas para entes con financiación estatal. Usé un pedido de acceso a la información para solicitar los datos WGA de 2008/09 pero no obtuve resultados. También pedí el informe de la oficina de auditoría para WGA, que esperaba que explicara los motivos por los que la WGA no estaba en condiciones de publicarse. Eso también se me negó.

En diciembre de 2011 la WGA fue publicada en los datos COINS. Sin embargo quería asegurarme de que hubiera suficiente orientación para crear un conjunto completo de cuentas para cada uno de los 1500 entes incluidos en el ejercicio de la WGA. Esto me lleva a la segunda manera en que usé un pedido de acceso a información: para asegurarme de que los datos difundidos bajo el plan de transparencia británico estuvieran bien explicados y contuvieran lo que debían. Presenté un pedido de acceso a la información del conjunto de cuentas para cada ente público incluido en la WGA.

Lisa Evans, the Guardian