Manual de Periodismo de Datos 1.0
Cargando

Subsidios a colectivos en Argentina

Desde 2002 los subsidios para el sistema de transporte público de pasajeros en la Argentina han estado creciendo de modo exponencial, rompiendo un record cada año. Pero en 2011, luego de ganar las elecciones, el nuevo gobierno argentino anunció reducciones de los subsidios para los servicios públicos a partir del mes de diciembre de ese año. Al mismo tiempo, decidió transferir la administración de líneas locales de ómnibus y del subte al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Dado que no se ha clarificado la transferencia de subsidios a este gobierno municipal y hay falta de fondos locales para garantizar la seguridad el sistema de transporte, el Gobierno porteño rechazó esta decisión.

Mientras esto sucedía, junto con mis colegas en La Nación nos reunimos por primera vez para discutir cómo iniciar nuestra propia operación de periodismo de datos. Nuestro editor de la sección financiera sugirió que los datos sobre subsidios publicados por la secretaría de Transporte sería un buen desafío para comenzar, considerando que era muy difícil encontrarles sentido debido al formato y la terminología.

Las malas condiciones del sistema de transporte público afectan la vida de más de 5800000 pasajeros diarios. Demoras, huelgas, desperfectos de vehículos, o incluso accidentes suceden a menudo. Por tanto, decidimos analizar a dónde van los subsidios para el sistema de transporte público en la Argentina y poner estos datos a disposición de todos los ciudadanos argentinos por medio de un “Explorador de Subsidios del Transporte”, que actualmente está en construcción.

Figure 21. El explorador de subsidios al transporte (La Nación)

Comenzamos por calcular cuánto reciben cada mes las compañías de ómnibus de parte del Estado. Para hacerlo, tomamos los datos publicados en el sitio del departamento de Transporte, donde se publican desde 2006 más de 400 PDF conteniendo pagos mensuales en efectivo a más de 1300 compañías.

Figure 22. Ranking de empresas de transporte subsidiadas (La Nación)

Formamos equipo con un programador experimentado para desarrollar un recopilador de información de modo de automatizar la descarga regular y la conversión de estos PDF en archivos de Excel y Base de datos. Estamos usando el conjunto de datos resultante con más de 285.000 registros para nuestras investigaciones y visualizaciones, tanto en versión impresa como online. Además, estamos difundiendo estos datos en formato legible por computadora para que todo argentino pueda utilizarlos y compartirlos.

El siguiente paso fue identificar cuánto le cuesta en promedio al gobierno el mantenimiento mensual de un vehículo de transporte público. Para descubrirlo consultamos otro sitio oficial, el de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte, responsable de la regulación del transporte en la Argentina. En este sitio encontramos una lista de compañías de ómnibus que poseen en total 9000 vehículos. Desarrollamos un normalizador para permitirnos conciliar los nombres de las compañías de transporte y hacer referencias cruzadas entre los 2 conjuntos de datos.

Para continuar, necesitábamos el número de registro de cada vehículo. En el sitio de la CNRT encontramos una lista de vehículos discriminados por línea de colectivo y compañía, con sus números de licencia. En Argentina, estos registros están compuestos de letras y cifras que se corresponden con la edad del vehículo. Por ejemplo, mi auto tiene el número de registro IDF234, y la “I” corresponde a marzo-abril 2011. Hicimos el cálculo inverso a partir de las licencias de los ómnibus propiedad de las compañías registradas, para descubrir la edad promedio de los ómnibus y mostrar cuánto dinero recibe cada compañía y finalmente comparar los montos en base a la edad promedio de sus vehículos.

En medio de este proceso, cambió misteriosamente el contenido de los PDF oficiales con los datos, aunque las URL y los nombres de los archivos no se modificaron. En algunos PDF ahora faltaban los “totales” verticales, lo que hace imposible cruzar los mismos en todo el período investigado, 2002-2011.

Llevamos este caso a un hackatón organizado por Hacks/Hackers en Boston, donde el programador Matt Perry generosamente creó lo que llamamos el “Espía de PDF”. Esta aplicación ganó la categoría “más intrigante” en ese evento. El Espía de PDFs apunta a una página web llena de PDF y verifica si el contenido dentro de los PDF ha cambiado. “Nunca serán engañados nuevamente por la supuesta “transparencia del gobierno’”, escribe Matt Perry.

Figure 23. Comparación de antigüedad de flotas con el monto de dinero que reciben del Estado (La Nación)

¿Quién trabajó en el proyecto?

Un equipo de 7 periodistas, programadores y un diseñador interactivo durante 13 meses.

Las capacidades que necesitamos para este proyecto fueron:

  • Periodistas con conocimiento sobre cómo funcionan los subsidios para el sistema de transporte público y cuáles eran los riesgos; conocimiento del mercado de compañías de ómnibus.

  • Un programador capacitado en recopilar datos de la red, su análisis, normalización y extracción de datos de PDF a planillas de cálculo Excel.

  • Un especialista en estadística para el análisis de los datos y los distintos cálculos.

  • Un diseñador para producir las visualizaciones interactivas de datos.

¿Qué herramientas utilizamos?

Usamos VBasic para aplicaciones, Excel Macros, Tableau Public y la Plataforma Abierta de datos Junar, así como Ruby on Rails, la API de cuadros Google, y Mysql para el Explorador de Subsidios.

El proyecto tuvo gran impacto. Hemos tenido decenas de miles de visitas y la investigación apareció en la primera plana de la edición impresa de La Nación.

El éxito de este primer proyecto de periodismo de datos nos ayudó internamente para argumentar en favor de la creación de una operación de datos que cubra periodismo de investigación y provea servicio al público. Esto resultó en Data.lanacion.com.ar, una plataforma donde publicamos datos abiertos sobre distintos tópicos de interés público en formatos procesables por computadora.

Angélica Peralta Ramos, La Nación (Argentina)