Manual de Periodismo de Datos 1.0
Cargando

La brecha de oportunidades

The Opportunity Gap (La Brecha de Oportunidades, usó datos de derechos civiles nunca antes difundidos del departamento de Educación de Estados Unidos y mostró que algunos estados, como Florida, han creado una situación equitativa ofreciendo a estudiantes ricos y pobres un acceso equitativo en términos generales a cursos de alto nivel, mientras que otros estados, como Kansas, Maryland y Oklahoma, ofrecen menos oportunidades en distritos con familias más pobres.

Figure 1. The Opportunity Gap project (ProPublica)

Los datos incluyen a las escuelas públicas de todo distrito con 3000 estudiantes o más. Estan representados más de 3 cuartos de todos los alumnos de escuelas públicas. Un reportero de nuestra redacción obtuvo los datos y nuestro Director de Informes Asistidos por Computadora los depuró en profundidad.

Fue un proyecto que llevó aproximadamente 3 meses. En total 6 personas trabajaron en la historia y la aplicación de noticias: 2 editores, un redactor, una persona de Informes asistidos por computadora y 2 programadores. La mayoría no trabajó exclusivamente en este proyecto durante ese período.

El proyecto requirió realmente nuestras capacidades combinadas: profundo conocimiento del tema, una comprensión de las mejores prácticas con datos, capacidades de diseño y programación. Lo que es más importante, requirió la capacidad de encontrar la historia en los datos. También exigió edición, no solo para la historia que la acompaña, sino también para la aplicación de noticias.

Para la depuración y análisis de los datos usamos principalmente Excel y rutinas de depuración, así como MS Access. La aplicación de noticias fue desarrollada con el programa Ruby on Rails y usa abundantemente JavaScript.

Además de un artículo que da el marco general, nuestra cobertura incluyó una aplicación de noticias interactiva que permite a los lectores comprender y encontrar ejemplos que se relacionen con su propia situación dentro de esta gran base de datos nacional. Utilizando nuestra aplicación de noticias, el lector podía encontrar su escuela local –digamos, por ejemplo, Central High School en Newark, N.J._ y ver inmediatamente el desempeño relativo de la escuela en una gran variedad de áreas. Entonces podía cliquear un botón que dice “comparar con Escuelas de Alta y Baja Pobreza”, e inmediatamente ver otras escuelas medias y su pobreza relativa, y la medida en la que ofrecen matemática avanzada, Advanced Placement (conocido con la sigla AP, un programa de la dirección de Colleges, que ofrece currícula y exámenes de nivel de College para estudiantes de secundaria en Estados Unidos, n. del t.) y otros cursos importantes. En nuestro ejemplo, Central High tiene como referencia a Millburn Sr. High. La Brecha de Oportunidades muestra que sólo el 1% de los estudiantes de Milburn recibe almuerzo gratis o a precio reducido y el 72% de ellos hace al menos un curso de AP. En el otro extremo, en el International High el 85% de sus estudiantes recibe almuerzo gratis o a precios reducidos y solo 1% toma cursos AP.

A través de este ejemplo el lector puede usar información que conoce –de una escuela media local- para averiguar algo que no sabe: la distribución de la accesibilidad educativa y en qué medida la pobreza predice esa accesibilidad.

También integramos la aplicación con Facebook, de modo que los lectores pudieran loguearse esta a esta red social y nuestra aplicación automáticamente les haría saber de escuelas que podrían interesarles.

El tráfico hacia todas nuestras aplicaciones de noticias es excelente y estamos particularmente orgullosos del modo en que ella cuenta una historia compleja; y, lo que va más al grano, ayuda a los lectores a definir su propia historia.

Tal como sucede con muchos proyectos que parten de información oficial, los datos requirieron mucha depuración. Por ejemplo, si bien sólo hay alrededor de 30 posibles cursos de Advanced Placement, algunas escuelas informaban que tenían cientos de ellos. Esto exigió muchos chequeos manuales y llamadas telefónicas a escuelas para confirmaciones y correcciones.

También trabajamos fuerte para asegurarnos que la aplicación ofreciera una versión “lejana” y una versión “cercana” de la historia. Es decir, la aplicación tenía que presentar al lector un cuadro nacional amplio y abstracto; una manera de comparar a los estados en materia de acceso educativo. Pero dado que la abstracción a veces genera confusión en los lectores respecto de lo que los datos significan para ellos, también queríamos que los lectores pudieran encontrar sus escuelas locales y compararlas con escuelas de baja pobreza en su área.

Si quisiera aconsejar a quienes quieren ser periodistas de datos y abordar proyectos de este tipo, diría que tienen que conocer el material y ser inquisitivos. Todas las reglas que valen para otros tipos de periodismo, valen también aquí. Hay que tener datos ciertos, asegurarse de contar bien la historia y -cuestión crucial- asegurarse de que su aplicación de noticias no contradiga la historia que está escribiendo. Si lo hace, una de las 2 podría estar equivocada.

Además, si usted quiere aprender a programar, lo más importante es empezar. Usted puede preferir aprender a través de clases, libros o videos, pero asegúrese de tener una idea realmente buena para un proyecto y un plazo para completarlo. Si tiene una historia en la cabeza que solo puede expresarse a través de una aplicación de noticias, entonces no saber programar no lo va a detener.

Scott Klein, ProPublica