Manual de Periodismo de Datos 1.0
Cargando

Empiece por los datos, termine con una historia

Para atraer a sus lectores tiene que poder darles una cifra en los titulares que los haga prestar atención. Casi se debiera poder leer la historia sin tener que saber que se basa en un conjunto de datos. Hágala interesante y recuerde quién es su público.

Un ejemplo de esto puede encontrarse en un proyecto del Bureau of Investigative Journalism que utiliza el Sistema de Transparencia Financiera de la Comisión de la UE. La historia se construyó con el conjunto de datos teniendo en mente interrogantes específicos.

Investigamos en los datos con términos clave tales como “coctel”, “golf” y “días de descanso”. Esto nos permitió establecer lo que la Comisión había gastado en estos ítems y esto planteó numerosas preguntas e historias para seguir.

Pero los términos clave no siempre le dan lo que quiere; a veces tiene que tomarse un respiro y pensar qué es realmente lo que busca. Durante este proyecto también queríamos descubrir cuánto gastan los comisionados en viajes en jet privado pero como el conjunto de datos no contenía la frase “jet privado” tuvimos que obtener el nombre de sus proveedores de viajes por otros medios. Una vez que tuvimos el nombre del proveedor de servicios de la Comisión, “Abelag”, pudimos buscar en los datos cuánto se estaba gastando en servicios provistos por Abelag.

Con este enfoque teníamos un objetivo claramente definido para investigar con los datos: encontrar una cifra que pudiera proveer un titular; el colorido de la noticia siguió a ello.

Otro enfoque es comenzar con una lista negra y buscar exclusiones. ¿Una manera fácil de encontrar historias en los datos es saber qué cosas no debiera encontrar allí! Un buen ejemplo de cómo esto puede funcionar es ilustrado por el proyecto en colaboración de Fondos Estructurales de la UE, entre el Financial Times y el Bureau of Investigative Journalism.

Investigamos los datos basándonos en las reglas de la Comisión respecto de qué compañías y asociaciones no deben recibir fondos estructurales. Un ejemplo era el gasto en tabaco y productores de tabaco.

Investigando los datos con los nombres de las compañías, productores y cultivadores de tabaco, encontramos datos que revelaron que British American Tabaco estaba recibiendo € 1.500.000 para una planta en Alemania.

Dado que esa financiación violaba las normas de gastos de la Comisión, fue una manera rápida de encontrar una historia en los datos.

Nunca se sabe lo que uno puede encontrar en un conjunto de datos, así que eche una mirada. Hay que ser bastante audaz y este enfoque funciona mejor por lo general cuando se trata de identificar características evidentes que se verán con el filtrado (los mayores, los extremos, los más comunes, etc.).

Caelainn Barr, Citywire