Manual de Periodismo de Datos 1.0
Cargando

Modelos de negocios para periodismo de datos

En medio de todo el interés y las expectativas respecto del periodismo basado en datos, hay una cuestión sobre la que siempre hay curiosidad en las redacciones: ¿cómo son los modelos de negocios?

Si bien debemos ser cuidadosos respecto de hacer predicciones, un análisis de la historia reciente y el estado actual del sector de los medios nos puede dar una visión. Hoy hay muchas organizaciones de noticias que se han beneficiado al adoptar nuevos enfoques.

Los términos como “periodismo de datos” y la nueva expresión de moda, “ciencia de datos”, pueden sonar como que describen algo nuevo, pero no es estrictamente cierto. En cambio estas nuevas etiquetas son solo maneras de caracterizar un cambio que ha estado cobrando fuerza a lo largo de décadas.

Muchos periodistas parecen inconscientes de la magnitud de los ingresos que ya se generan a través de la recolección de datos, su análisis y visualización. Este es el negocio de la refinación de la información. Con herramientas y tecnologías para procesar datos, es cada vez más posible echar luz sobre asuntos muy complejos, se trate de finanzas internacionales, deuda, demografía, educación, y así en más. El término “inteligencia de negocios” describe una variedad de conceptos de TI que apuntan a aportar una visión clara de lo que sucede en corporaciones comerciales. Las compañías grandes y rentables de nuestro tiempo, incluyendo McDonalds, Zara y H&M, dependen del seguimiento constante de datos para obtener ganancias. Y para ellos funciona bastante bien.

Lo que está cambiando es que las herramientas desarrolladas para este espacio ahora están disponibles para otros dominios, incluyendo los medios. Y hay periodistas que lo entienden. Está por caso Tableau, una compañía que provee un conjunto de herramientas de visualización. O el movimiento “Big Data” (Grandes Datos), en el que compañías de tecnología usan paquetes de software (a menudo de código abierto) para analizar pilas de datos, extrayendo conclusiones en milisegundos.

Estas tecnologías ahora se pueden aplicar al periodismo. Equipos de The Guardian y The New York Times están constantemente ampliando los límites de este campo naciente. Y lo que vemos actualmente es solo la punta del iceberg.

¿Pero cómo genera esto dinero para periodismo? El gran mercado mundial que actualmente se está abriendo tiene que ver con la transformación de datos de disponibilidad pública en algo que podamos procesar: haciendo que los datos resulten visibles y humanos. Queremos poder relacionarnos con las grandes cifras que escuchamos todos los días en las noticias, lo que significan los millones y miles de millones para cada uno de nosotros.

Hay una cantidad de compañías de medios basadas en datos, muy rentables, que simplemente han aplicado este principio antes que otras. Disfrutan de tasas de crecimiento saludables y a veces ganancias que impresionan. Un ejemplo es Bloomberg. La compañía opera alrededor de 300.000 terminales y entrega datos financieros a sus usuarios. Si usted está en el negocio del dinero, esta es una herramienta poderosa. Cada terminal viene con un teclado con códigos de colores y hasta 30.000 opciones para mirar, comparar, analizar y ayudarlo a decidir que hacer a continuación. Este negocio central genera según se estima US$ 6300 millones al año, al menos según un artículo publicado en 2008 en The New York Times. Como resultado de ello Bloomberg ha estado contratando periodistas por todas partes, compraron la venerable pero perdidosa “Business Week”, y así siguiendo.

Otro ejemplo es el conglomerado de medios canadiense conocido hoy como Thomson Reuters. Comenzaron con un diario, compraron una cantidad de títulos conocidos en el Reino Unido y luego decidieron hace dos décadas dejar el negocio de los diarios. En vez de ello, han crecido en base a servicios de información, apuntando a proveer una perspectiva más profunda para clientes en una cantidad de sectores. Si le preocupa cómo ganar dinero con información especializada, mi consejo sería que simplemente lea la historia de la compañía en Wikipedia.

Y vea The Economist. La revista ha creado una marca excelente e influyente por el lado de los medios. Al mismo tiempo la “Economist Intelligence Unit” ahora es más como una consultora, informando sobre tendencias y pronósticos relevantes para casi todos los países del mundo. Emplean cientos de periodistas y sostienen que sirven a 1.500.000 de clientes en todo el mundo.

Y hay muchos servicios de nicho basados en datos que podrían servir como inspiración: eMarketer en Estados Unidos, que ofrece comparaciones, cuadros y consejos para cualquiera interesado en marketing en Internet; Stiftung Warentest en Alemania, institución que analiza la calidad de productos y servicios; Statista, también de Alemania, una nueva empresa que ayuda a visualizar información públicamente disponible.

En todo el mundo actualmente hay una oleada de nuevas empresas en este sector, que cubren naturalmente una amplia gama de áreas; por ejemplo, Timetric, que apunta a “reinventar los estudios de negocios”, OpenCorporates, Kasabi, Infochimps y Data Market. Muchas de estas son experimentos, pero de conjunto pueden considerarse una señal importante de cambio.

Y están los medios públicos, que en términos de periodismo de datos, son un gigante dormido. En Alemania, € 7200 millones van a este sector anualmente. El periodismo es un producto especial: si se hace bien, no solo se trata de ganar dinero, sino que sirve un rol importante en la sociedad. Una vez que queda en claro que el periodismo de datos puede ofrecer visiones más confiables y de modo más fácil, parte de este dinero podría usarse para nuevos empleos en las redacciones.

En el caso del periodismo de datos no se trata solo de ser el primero si no de ser una fuente de información confiable. En este mundo multicanal, se puede generar atención en abundancia, pero la confianza es un recurso cada vez más escaso. Los periodistas de datos pueden ayudar a filtrar, sintetizar y presentar fuentes de información diversas y a menudo difíciles de un modo que le da al público una visión real de asuntos complejos. En vez de solo reciclar comunicados de prensa y repetir las historias que han escuchado en otras partes, los periodistas de datos pueden dar a los lectores una perspectiva clara, comprensible y preferentemente adecuada a esos lectores, con gráficos interactivos y acceso directo a fuentes primarias. No trivial y sin duda valioso.

¿Entonces cuál es el mejor enfoque para que quienes aspiran a periodistas de datos exploren este campo y convenzan a la gerencia de que apoyen proyectos innovadores?

El primer paso debiera ser buscar oportunidades inmediatas cerca de donde están: fruta que cuelga del árbol. Por ejemplo usted puede tener ya colecciones de textos y datos estructurados que puede usar. Un gran ejemplo de esto es la “base de datos de homicidios” de Los Ángeles Times. Aquí los datos y las visualizaciones son el centro, no algo secundario. Los editores recogen información sobre todos los crímenes que encuentran y recién entonces escriben artículos basados en ello. Con el tiempo tales colecciones se están volviendo mejores, más profundas y más valiosas.

Esto podría no funcionar la primera vez. Pero con el tiempo si lo hará. Un indicador que da muchas esperanzas es que el Texas Tribune y ProPublica, que podría decirse que son ambas compañías de medios de la era posterior a los diarios impresos, informaron que la financiación de sus organizaciones de periodismo sin fines de lucro superó sus metas mucho antes de lo planificado.

Volverse eficiente en todo lo relacionado con datos –como generalista o como especialista concentrado en un aspecto de la cadena alimenticia de datos- genera una perspectiva valiosa para la gente que cree en el periodismo. Como dijo un muy conocido editor en Alemania recientemente en una entrevista: “Existe este nuevo grupo que se llaman periodista de datos. Y ya no están dispuestos a trabajar por moneditas”.

Mirko Lorenz, Deutsche Welle