Manual de Periodismo de Datos 1.0
Cargando

Interactuar con la audiencia en torno a sus datos

Casi tan importante como publicar los datos es lograr una reacción de su audiencia. Usted es humano; va a cometer errores, se le van a pasar algunas cosas y va a tener una idea equivocada de tanto en tanto. Su audiencia es uno de los activos más útiles que tiene. La gente puede verificar y señalar rápidamente cosas que usted quizás no consideró.

Pero relacionarse con esa audiencia tiene sus complicaciones. Está tratando con un grupo de gente acostumbrada, debido a años de uso de internet, a saltar de sitio en sitio, dejando nada más que un comentario sarcástico. Crear cierto nivel de confianza entre usted y sus usuarios es crucial; tienen que saber lo que van a recibir, cómo pueden reaccionar y comentar, y que lo que ellos aporten va a ser tomado en cuenta.

Pero primero tiene que pensar en la audiencia que tiene o quiere tener. Que se informará y será informada por el tipo de datos con los que usted trabaja. Si es específica de un sector particular, entonces va a querer explorar comunicaciones particulares con ese sector. ¿Hay organizaciones con las que puede tomar contacto y que podrían estar dispuestas a publicitar los recursos que tiene y el trabajo que ha hecho a una audiencia mayor? ¿Hay un sitio o foro comunitario con el que puede tomar contacto? ¿Hay publicaciones especializadas que podrían querer informar de algunas de las historias que usted está encontrando en los datos?

Los medios sociales son otra herramienta importante, aunque también depende del tipo de datos con los que trabaje. Si, por ejemplo, analiza estadísticas globales de embarques, es improbable que encuentre en Facebook o Twitter un grupo especialmente interesado en su trabajo. En cambio si está viendo índices de corrupción de todo el mundo, o estadísticas locales de criminalidad, eso es probable que interese a una audiencia mayor.

En Twitter el mejor enfoque tiende a ser contactar figuras de alto perfil, explicando brevemente por qué es importante su trabajo e incluir un link. Con suerte ellos lo retuitearán a sus lectores. Es una gran manera de maximizar la exposición a su trabajo con mínimo esfuerzo, pero no sea cargoso.

Una vez que tenga gente en su página, tiene que pensar en cómo va a interactuar su audiencia con su trabajo. Sin duda podrán leer la historia que escribió y mirar los gráficos o mapas, pero dar a sus usuarios una vía para responder es inmensamente valioso. Lo más importante es que probablemente eso le de a usted una mayor visión del tema sobre el que escribe, que puede incorporar a trabajos futuros sobre el tema.

Primero, no hace falta decir que tiene que publicar los datos en crudo junto a los artículos. Presente los datos en texto separado por comas en su sitio, o ubíquelo en el sitio de un servicio como Google Docs. De ese modo sólo habrá una versión de los datos y puede actualizarlos si encuentra errores que deba corregir más tarde. Mejor aún, haga ambas cosas. Facilite lo más posible a la gente obtener sus materiales en crudo.

Entonces comience a pensar si hay otras maneras en las que pueda conseguir que la audiencia interactúe. Siga las métricas para ver qué partes de sus conjuntos de datos reciben la mayor atención: es probable que las áreas más visitadas digan algo que usted no vio. Por ejemplo quizás no le prestó mucha atención a las estadísticas de pobreza en Islandia, pero si esas celdas están recibiendo mucha atención, entonces quizás haya allí algo que vale la pena analizar.

También piense más allá de los comentarios. ¿Puede vincular comentarios con celdas particulares en una hoja de cálculo? ¿O una región particular en un gráfico? Si bien la mayoría de los sistemas de edición no permiten este tipo de incrustación, vale la pena estudiar la posibilidad si está creando algo más particular. No se debe subestimar los beneficios que puede obtener de ello.

Asegúrese de que otros usuarios puedan ver los comentarios también, tienen casi tanto valor como los datos originales en muchos casos y si usted se guarda la información, entonces está privando al público de ese valor.

Finalmente otra gente podría querer producir sus propios gráficos informativos e historias basados en los mismos datos de origen; piense cuál es la mejor manera de vincularlos y hacer un perfil de su trabajo. Podría usar un hashtag específico para ese conjunto de datos o, si se basa mucho en imágenes, podría compartirlo en un grupo de Flickr.

También podría ser útil contar con una ruta para compartir información de modo más confidencial; en algunos casos puede no ser seguro para la gente compartir públicamente sus aportes a un conjunto de datos o quizás simplemente no se sienta cómoda haciéndolo. Esa gente puede preferir enviar información a través de una dirección de correo electrónico o incluso una opción de comentarios anónimos.

Lo más importante que puede hacer con sus datos es compartirlos lo más ampliamente y del modo más abierto que sea posible. Permitir a sus lectores verificar su trabajo, encontrar errores y señalar cosas que se le pueden haber escapado harán que su periodismo y la experiencia para su lector sean infinitamente mejor.

Duncan Geere, Wired.co.uk