Manual de Periodismo de Datos 1.0
Cargando

Los datos públicos se vuelven sociales

Los datos son valiosos. El acceso a los datos tiene el potencial de clarificar cuestiones de un modo que genere resultados. Pero el mal manejo de los datos puede ubicar los hechos en una estructura opaca que no comunica nada. Si no promueven la discusión o aportan una comprensión en contexto, los datos pueden ser de limitado valor para el público.

Nigeria volvió a la democracia en 1999 luego de largos años de gobierno militar. Analizar los hechos detrás de los datos se consideraba una afrenta a la autoridad y como un intento de cuestionar la manchada reputación de la junta. La Ley de Secreto Oficial obligaba a los empleados públicos a no difundir información oficial. Aún pasados trece años del regreso a la democracia, el acceso a los datos públicos puede ser una tarea difícil. Los datos sobre el gasto público comunican poco a la mayoría del público que no conoce demasiado la contabilidad financiera y la aritmética compleja.

Al imponerse el uso de dispositivos móviles y con un creciente número de nigerianos online, junto con BudgIT vimos una gran oportunidad de usar tecnologías de visualización de datos para explicar y hacer que la gente se interesara por el gasto público. Para hacer esto, tuvimos que dirigirnos a usuarios de todo tipo de plataformas y llegar a los ciudadanos vía organizaciones no gubernamentales. Este proyecto apunta a convertir los datos públicos en objeto social y crear una red extensa que exija cambios.

Figure 27. La aplicación de BudgIT (BudgIT Nigeria)

Para entablar exitosamente la relación con los usuarios, tenemos que entender lo que quieren. ¿Qué le importa al ciudadano nigeriano? ¿Dónde sienten que hay falta de información? ¿Cómo podemos hacer que los datos sean relevantes para sus vidas? El blanco inmediato de BudgIT es el nigeriano alfabetizado promedio conectado a foros online y medios sociales. Para competir por la limitada atención de los usuarios inmersos en una amplia variedad e intereses (juegos, lectura, socialización) tenemos que presentar los datos de modo breve y conciso. Luego de difundir una imagen de los datos como un tuit o una infografía, existe la oportunidad de una relación más sostenida con una experiencia más interactiva para dar a los usuarios una visión más amplia.

Al visualizar datos es importante comprender el nivel de manejo de datos que tienen nuestros usuarios. Por hermosos y sofisticados que puedan ser, los diagramas complejos y las aplicaciones interactivas pueden no comunicar de un modo significativo a nuestros usuarios en base a sus anteriores experiencias con la interpretación de datos. Una buena visualización habla al usuario en un lenguaje que puede entender, y presentará una historia con la que puede relacionarse fácilmente.

Hemos consultado a más de 10.000 nigerianos respecto del presupuesto, y los dividimos en tres categorías de acuerdo a su perfil para asegurar el valor óptimo. Explicamos brevemente las categorías a continuación:

Usuarios ocasionales

Son usuarios que quieren información de modo simple y rápido. Les interesa tener una idea de los datos, no un análisis detallado. Podemos dirigirnos a ellos vía tweet o gráficos interactivos.

Usuarios activos

Usuarios que estimulan el debate y usan los datos para incrementar su conocimiento de un área determinada o cuestionan los supuestos de los datos. A estos usuarios, queremos proveerles mecanismos de retroalimentación y la posibilidad de compartir su visión con sus pares vía las redes sociales.

Acaparadores de datos

Estos usuarios quieren datos en crudo para hacer visualizaciones o análisis. Simplemente les damos los datos para sus propósitos.

Con BudgIT nuestra relación con los usuarios se basa en lo siguiente:

Estimular debates en torno a tendencias actuales

BudgIT sigue debates online y offline y busca proveer datos sobre estos tópicos. Por ejemplo, con las huelgas del combustible en enero de 2012, hubo constante agitación entre los manifestantes respecto de la necesidad de que volviera a haber subsidios al combustible y reducir los gastos públicos extravagantes e innecesarios. BudgIT siguió el debate vía los medios sociales y en 36 horas con mucho esfuerzo creó una aplicación que permite a los ciudadanos reorganizar el presupuesto nigeriano.

Buenos mecanismos de retroalimentación

Nos relacionamos con los usuarios a través de canales de debate y medios sociales. Muchos usuarios quieren conocer las historias detrás de los datos y muchos nos piden nuestra opinión. Nos aseguramos de que nuestras respuestas solo expliquen los hechos detrás de los datos y no se vean afectadas por nuestros puntos de vista personales o políticos. Tenemos que mantener abiertos canales de retroalimentación, responder activamente a comentarios y relacionarnos con los usuarios de modo creativo para asegurar que se mantenga la comunidad creada en torno a los datos.

Hacerlo local

En el caso de un conjunto de datos que apunta a un grupo en particular, BudgIT busca localizar su contenido y promover un canal de debate que se relacione con las necesidades e intereses de grupos particulares de usuarios. En particular, nos interesa relacionarnos con usuarios en torno a cuestiones que les preocupan vía SMS.

Luego de poner los datos sobre el gasto público en yourbudgit.com, buscamos tomar contacto con los ciudadanos a través de varias ONG. También pensamos desarrollar un marco de participación en el que ciudadanos e instituciones oficiales puedan realizar asambleas públicas para definir ítems claves del presupuesto que deben ser priorizados.

El proyecto ha sido cubierto por medios locales y extranjeros, desde CP-Africa hasta la BBC. Hemos emprendido un estudio de los presupuestos entre 2002 y 2011 para el sector de seguridad para un periodista de la AP, Yinka Ibukun. La mayoría de las organizaciones de medios son “acaparadores de datos” y nos han pedido datos para usar en sus informes. Estamos planeando nuevas colaboraciones con periodistas y organizaciones noticiosas en los meses venideros.

Oluseun Onigbinde, BudgIT Nigeria