Manual de Periodismo de Datos 1.0
Cargando

La visualización como el caballo de tiro del periodismo de datos

Antes de lanzarse a tratar de armar cuadros o mapas con sus datos, tómese un minuto para pensar acerca de los muchos roles que los elementos gráficos estáticos e interactivos tienen en su trabajo periodístico.

En la fase de buscar la información, las visualizaciones pueden:

  • Ayudarlo a identificar temas y cuestiones para el resto de su tarea.

  • Identificar cosas fuera de lugar: buenas historias o quizás errores en sus datos.

  • Ayudarlo a encontrar ejemplos típicos.

  • Mostrar baches en sus informes.

Las visualizaciones también tienen múltiples roles en la edición. Pueden:

  • Ilustrar un argumento de una historia de un modo más convincente.

  • Quitar información técnica innecesaria de la prosa.

  • En particular cuando son interactivos y permiten la exploración, ofrecen transparencia respecto de su proceso de información a sus lectores.

Estos roles sugieren que debiera comenzar temprano y a menudo con visualizaciones en sus informes, sea o no que comience con datos o registros electrónicos. No lo considere un paso por separado, algo a considerar una vez que la historia en gran medida ya esté escrita. Permita que este trabajo ayude a guiar su tarea periodística.

Comenzar a veces significa simplemente poner las notas que ya tomó en formato visual. Considere el gráfico en la Figura 6-2, que se publicó en el Washington Post en 2006.

Figure 2. Subsidios agropecuarios a lo largo del tiempo (Washington Post)

Muestra la porción del ingreso agropecuario asociado con subsidios y eventos claves en los últimos 45 años, y fue creado a lo largo de una serie de meses. Encontrar datos que pudieran utilizarse para largos períodos de tiempo con definiciones y significados similares fue un desafío. Investigar todas las alzas y bajas nos ayudó a tener presente el contexto mientras hacíamos el resto de nuestro trabajo. También significó que la tarea estuvo prácticamente acabada antes de que se escribieran las historias.

A continuación, algunos consejos sobre el uso de visualizaciones para comenzar a explorar sus conjuntos de datos.

Consejo 1: Use pequeños múltiplos para orientarse rápidamente en un conjunto de datos grande

Usé esta técnica en el Washington Post cuando seguimos una pista de que la administración de George W. Bush estaba otorgando subsidios por motivos políticos y no de fondo. La mayoría de estos programas de ayuda se guían por fórmulas y otros han sido financiados desde hace años, por lo que estábamos curiosos por ver si pudiéramos encontrar un patrón analizando casi 1500 casos diferentes discrecionales.

Creé un gráfico para cada programa, con puntos rojos indicando un año con elecciones presidenciales y puntos verdes indicando elecciones parlamentarias. El problema: sí, había un salto en los seis meses antes de la elección presidencial en varios de estos programas –los puntos rojos con los números pico junto a ellos- pero es el año electoral equivocado. El patrón apareció de modo sistemático durante la elección presidencial del 2000 entre Al Gore y George W. Bush, no la elección de 2004.

Figure 3. Subsidios HHS: los sparklines ayudan a encontrar historias (Washington Post)

Esto fue realmente fácil de ver en una serie de gráficos en vez de una tabla numérica, y un formulario interactivo nos permitió verificar varios tipos de subsidios, regiones y entes. Los mapas con pequeños múltiplos pueden ser una manera un modo de mostrar tiempo y lugar en una imagen estática que es fácil de comparar, a veces incluso más fácil que la versión interactiva.

Este ejemplo fue creado con un programa breve escrito en PHP, pero ahora es mucho más fácil de hacer con Excel 2007 y los _sparklines_de 2010. Edward Tufte, el experto en visualización, inventó estos “gráficos intensos, simples, como palabras” para transmitir información con una sola mirada basados en un conjunto de datos grandes. Ahora se los ve en todas partes, desde los pequeños gráficos bajo las cotizaciones de la bolsa hasta los records de triunfos y derrotas en deportes.

Consejo 2: Mire sus datos del derecho y del revés

Cuando trata de entender una historia o un conjunto de datos, no hay una manera equivocada de mirar; inténtelo de todas las maneras que se le ocurren y tendrán muchas perspectivas distintas. Si está informando sobre criminalidad, podría ver un conjunto de cuadros con cambios en los crímenes violentos en un año; otro podría indicar el cambio porcentual; otro podría ser una comparación con otras ciudades, y otro podría ser de cambios en el tiempo. Use cifras crudas, porcentajes e índices.

Mírelos en distintas escalas. Trate de seguir la regla de que el eje de las x debe estar en cero. Luego viole esa regla y vea si encuentra más cosas. Pruebe con logaritmos y raíces cuadradas para datos con distribuciones extrañas.

Tenga en mente las investigaciones hechas con percepciones visuales. Los experimentos de William Cleveland mostraron que los ojos ven cambios en una imagen cuando la inclinación promedio es de alrededor de 45 grados. Esto sugiere que hay que ignorar las admoniciones de que siempre se debe comenzar desde cero y en cambio trabajar pensando en los gráficos que permitan ver más cosas. Otras investigaciones sobre epidemiología han sugerido que se puede encontrar un nivel determinado como delimitador para su cuadro. Cada uno de estos modos permite ver los datos de modo diferente. Cuando ya no le dicen nada nuevo sabe que acabó su tarea.

Consejo 3: No dé nada por supuesto

Ahora que ha mirado sus datos de distintos modos, probablemente habrá encontrado registros que no parecen correctos: puede no haber entendido lo que significaban o hay algunos casos fuera de lo común que parecen errores de tipeo o hay tendencias que parecen invertir las cosas.

Si quiere publicar algo basado en sus primeras exploraciones o en una visualización, tiene que resolver estas cuestiones y no dar nada por supuesto. Son historias interesantes o errores; desafíos interesantes a las verdades sabidas o confusiones.

No es inusual que gobiernos municipales den planillas de cálculo llenas de errores, y es también fácil confundirse con la jerga oficial en un conjunto de datos.

Primero, vuelva a mirar su trabajo. ¿Ha leído la documentación, sus advertencias, y existe el problema en la versión original de los datos? Si todo lo hecho por usted parece estar bien, entonces es hora de tomar el teléfono. Tendrá que conseguir resolverlo si quiere usarlo, por lo que mejor ponerse ya mismo en marcha.

Dicho esto, no todo error es importante. En los registros de finanzas de campañas electorales, es común que haya varios cientos de códigos postales que no existen en una base de datos de 100.000 registros. Siempre que no sean todos en la misma ciudad o estén relacionados con un mismo candidato, el registro ocasional equivocado simplemente no importa.

La pregunta que debe hacerse: ¿si fueran a usar esto, los lectores tendrían una visión acertada en lo esencial de lo que dicen los datos?

Consejo 4: Evite obsesionarse con la precisión

La contracara de no hacer suficientes preguntas es obsesionarse con la precisión antes de que importe. Sus gráficos exploratorios debieran ser correctos en general, pero no se preocupe si tiene varios niveles de redondeo, si no suman exactamente 100 por ciento o si le faltan datos de 1 o 2 años en 20 años. Esto es parte del proceso exploratorio. Aún así verá las grandes tendencias y sabrá lo que tiene que buscar antes de que llegue el momento de publicar.

De hecho, podría considerar eliminar las marcas y los indicadores de escala, como en los cuadros de más arriba, para tener una mejor visión del sentido general de los datos.

Consejo 5: Cree cronologías de casos y eventos

Al comienzo de cualquier historia compleja, comience a crear cronologías de eventos y casos claves. Puede usar Excel, un documento en Word, o una herramienta especial como TimeFlow para la tarea, pero en algún punto encontrará un conjunto de datos que puede usar como base de referencia. Releerlo periódicamente le mostrará qué baches tiene en su informe que deben cubrirse.

Consejo 6: Reúnase desde el comienzo y a menudo con el departamento gráfico

Intercambie ideas respecto de gráficos posibles con los ilustradores y diagramadores de su redacción. Ellos tendrán buenas alternativas para ver sus datos, sugerencias de cómo podría funcionar interactivamente, y saben cómo conectar datos e historias. Le hará mucho más fácil su tarea si sabe desde el comienzo qué es lo que tiene que buscar o si puede alertar a su equipo de que no es posible realizar determinado gráfico cuando no logra obtener los datos necesarios.

Consejos para la publicación de datos

Puede haber pasado solo unos pocos días o unas pocas horas en su exploración, o puede haber tardado meses en reunir la información para su historia. Pero cuando se acerca el momento de publicarla, hay dos aspectos que se vuelven importantes.

¿Se acuerda de ese año que le faltó en sus exploraciones iniciales? De pronto ya no puede avanzar más sin esos datos. ¿Todos los datos con problemas que ignoró en sus informes? Ahora vuelven como fantasmas. La razón es que no se puede simplemente esquivar los problemas. Se tiene todo lo que se necesita para un gráfico o no se lo tiene, y no hay solución intermedia.

El esfuerzo de recolección de los datos tiene que coincidir con lo que requiere el gráfico interactivo:: No hay modo de ocultarse en un gráfico interactivo. Si realmente va a hacer que sus lectores puedan explorar los datos de cualquier manera que quieran, entonces cada elemento de los datos tiene que ser lo que dice ser. Los usuarios pueden encontrar cualquier error en cualquier momento, y eso podría afectarlo por meses o años. Si está creando su propia base de datos, tiene que prever la corrección de errores, el control de datos y la edición del texto de toda la base de datos. Si está usando archivos oficiales, debe decidir cuánto los va a controlar y qué piensa hacer cuando encuentre el inevitable error.

Diseñe pensando en dos tipos de lectores

El gráfico –sea un elemento interactivo que se presenta solo o una visualización estática que acompaña su artículo- debe satisfacer a dos tipos diferentes de lectores. Debe ser fácil de entender de un vistazo, pero lo suficientemente complejo como para ofrecer algo interesante a la gente que quiere ir más allá. Si lo hace interactivo, asegúrese de que sus lectores obtengan algo más que una sola cifra o número.

Transmita una idea y luego simplifique

Asegúrese de que haya una cosa que quiere que la gente vea. Decida cuál es la impresión general que quiere que tenga el lector y haga que todo lo demás desaparezca. En muchos casos, esto significa eliminar información aún cuando Internet le permita proveer todo. A menos que su objetivo principal sea la transparencia en su actividad periodística, la mayor parte de los detalles que ha recogido en su línea de tiempo y cronología simplemente no son demasiado importantes. En un gráfico estático serán intimidantes. En un gráfico interactivo serán aburridos.

Sarah Cohen, Duke University