Manual de Periodismo de Datos 1.0
Cargando

Cómo crear una aplicación de noticias

Son ventanas que muestran los datos en los que se apoya la historia. Pueden ser bases de datos abiertas a búsquedas, visualizaciones elegantes, o algo totalmente distinto. Pero no importa la forma que asuman, las aplicaciones alientan a los lectores a interactuar con los datos en un contexto que es significativo para ellos: investigar tendencias criminalísticas en su zona, verificar los antecedentes de su médico local o analizar las contribuciones políticas de su candidato.

Más que infografías de alta tecnología, las mejores aplicaciones de noticias son productos durables. Tienen vida por fuera del ciclo de las noticias, ayudando a menudo a los lectores a resolver problemas del mundo real, o respondiendo preguntas de un modo tan útil como novedoso que se convierten en recursos perdurables. Cuando periodistas de ProPublica quisieron explorar en qué medida eran seguras las clínicas de diálisis de riñón estadounidenses, crearon una aplicación que ayudaba a los usuarios a verificar si las instalaciones en su ciudad eran seguras. Proveer un servicio tan importante y relevante crea una relación con los usuarios que va mucho más allá de lo que una historia narrativa puede hacer por sí sola.

Allí está el desafío y la promesa de crear aplicaciones de noticias que son lo último en materia tecnológica: crear algo de valor duradero. Sea usted un diseñador o un gerente, cualquier discusión acerca de crear una gran aplicación debe comenzar con una mentalidad de desarrollo de un producto: mantenerse enfocado en el usuario y trabajar para lograr el mayor impacto con su inversión. Por lo que, antes de comenzar a crear una aplicación, es bueno hacerse tres preguntas, que se abordan en las siguientes secciones.

Figure 1. Monitor de instalaciones para diálisis (ProPublica)

¿Cuál es mi público y cuáles son sus necesidades?

Las aplicaciones de noticias no sirven a la historia por la historia misma, sirven al usuario. Según el proyecto, el usuario puede ser un paciente de diálisis que quiere conocer los antecedentes de su clínica o incluso una dueña de casa que no conoce el riesgo de terremoto cerca de su hogar. No importa quién sea, toda discusión sobre la creación de una aplicación de noticias, como cualquier buen producto, debe empezar por la gente que la va a usar.

Una sola aplicación puede servir a muchos usuarios. Por ejemplo, un proyecto llamado Curbwise, creado por el Omaha (Nebraska) World-Herald le sirve a propietarios de casas que creen que les están cobrando impuestos excesivos, a residentes curiosos interesados en los valores de propiedades cercanas y trabajadores inmobiliarios que buscan seguir las tendencias de las ventas recientes. En cada uno de esos casos, la aplicación responde a necesidades específicas que hacen que los usuarios vuelvan.

Los propietarios de casas, por ejemplo, podrían necesitar ayuda para reunir información sobre propiedades próximas de modo de poder demostrar que sus impuestos son injustamente elevados. Reunir esa información exige tiempo y es complicado, un problema que Curbwise resuelve para sus usuarios compilando un informe fácil de usar de toda la información que necesitan para cuestionar los impuestos a sus propiedades ante las autoridades municipales. Curbwise vende ese informe por US$ 20 y la gente lo paga porque le resuelve un problema real de sus vidas.

Sea que su aplicación resuelva un problema del mundo real como Curbwise o acompañe la narrativa de una historia con visualizaciones interesantes, siempre sea consciente de la gente que la usará. Concéntrese en diseñar y crear los componentes basados en sus necesidades.

¿Cuánto tiempo debo dedicar a esto?

Los programadores en la redacción son como agua en el desierto: muy buscados y escasos. Crear aplicaciones de noticias significa equilibrar las necesidades diarias de una redacción con los compromisos de largo plazo que se necesita para crear productos realmente buenos.

Digamos que su editor le viene con una idea: el Consejo Municipal va a votar la semana entrante si demoler o no varias propiedades históricas en su ciudad. Sugiere crear una aplicación simple que le permita a los usuarios ver los edificios en un mapa.

Como programador, usted tiene unas pocas opciones. Puede flexionar su músculo de ingeniero de sistemas creando un mapa fabuloso usando software especialmente desarrollado para el caso. O puede usar herramientas existentes como las Google Fusion Tables o bibliotecas de mapeado de código abierto y terminar el trabajo en un par de horas. La primera opción le dará una mejor aplicación; pero la segunda puede darle más tiempo para crear otra cosa con mayores probabilidades de tener un impacto duradero.

El hecho de que una historia sea apta para crear una aplicación compleja y hermosa no significa que tenga que crearla. Es crítico saber medir las prioridades. La cuestión es recordar que toda aplicación que usted cree tiene un costo: a saber, otra aplicación potencialmente más impactante en la que pudo haber estado trabajando.

¿Cómo puedo llevar la cosa al siguiente nivel?

Crear aplicaciones de noticias sofisticadas puede exigir mucho tiempo y ser costoso. Por eso siempre se justifica preguntar cuál será el rédito. ¿Cómo se convierte una aplicación maravillosa pero que produce solo un impacto momentáneo en algo especial y duradero?

Crear un proyecto duradero que trascienda el ciclo de las noticias es una manera de hacerlo. Otra manera es crear una herramienta que le ahorre tiempo en el futuro (y haciéndolo con código abierto) o aplicar un sistema de medición avanzada a su aplicación para saber más de su público.

Muchas organizaciones crean mapas en base al censo para mostrar los cambios demográficos en sus ciudades. Pero cuando el equipo de aplicaciones interactivas del Chicago Tribune hizo el suyo, llevó las cosas al siguiente nivel desarrollando herramientas y técnicas para crear esos mapas rápidamente, y que luego pusieron a disposición de otras organizaciones.

En mi lugar de empleo, el Center for Investigative Reporting, unimos una base de datos simple en la que se podía hacer búsquedas, con una plataforma de búsqueda fina que nos permitió saber, entre otras cosas, cuántos usuarios valoran los hallazgos fortuitos y la exploración en nuestras aplicaciones.

A riesgo de parecer que lo único que le importa es la plata, siempre piense en términos de ganancias sobre la inversión. Resuelva un problema genérico; cree una nueva manera de atraer a los usuarios; ofrezca partes de su trabajo con código abierto; use sistemas de medición para saber más acerca de sus usuarios; o incluso descubra cómo puede generar ingresos con partes de su aplicación, como lo hace Curbwise.

En síntesis

La creación de aplicaciones de noticias ha recorrido un largo camino en muy poco tiempo. Las aplicaciones 1.0 eran muy parecidas a infografías 2.0, visualizaciones de datos interactivas, mezcladas con bases de datos en las que se podía hacer búsquedas, dirigidas primordialmente a sostener la narrativa de la historia. Ahora muchas de esas aplicaciones pueden ser diseñadas por periodistas incluso cuando están apurados por plazos de entrega usando herramientas de código abierto, lo que deja a los programadores libres para pensar en cosas más importantes.

Las aplicaciones 2.0, que es hacia donde se dirige el sector, tienen que ver con combinar la narración y los puntos fuertes del periodismo como servicio público con el desarrollo de productos y los conocimientos tecnológicos. El resultado, sin duda, será una explosión de innovación en torno a maneras de hacer que los datos sean relevantes, interesantes y especialmente útiles para nuestro público y, al mismo tiempo, esperemos que ayude al periodismo a hacer esto mismo.

Chase Davis, Center for Investigative Reporting